oct 282012
 

Pues sí, hoy hace un año desde la publicación de mi último artículo. Pese a que ha sido mucho tiempo, la idea de retomar el blog siempre ha estado presente y creo que ya es el momento de hacerlo.

Empezaré contando por qué decidí aparcar esta, y otras cosas, durante todo este tiempo.

En el mes de octubre de 2011 se produjo un cambio importante en mi vida profesional, se me da la oportunidad y la gran responsabilidad de dirigir la Dirección Técnica de SIC. Aunque en un principio intenté continuar con las publicaciones llegó un punto en el que veo que no es posible. Los dos factores que me llevaron a esta conclusión fueron:

Falta de tiempo. El cambio para mí ha sido muy importante, no es lo mismo la gestión de un proyecto, unidad o área de negocio que la gestión de toda la dirección productiva de la empresa. En SIC somos casi 200 personas, con actividades heterogéneas y muchas cosas por hacer en todas las áreas. El tiempo disponible para otras cosas que no fueran el trabajo y la familia se me redujo considerablemente.

Elección de los contenidos. Este es un blog personal, donde expreso mis ideas, reflexiones y opiniones, las mías y no las de la compañía donde trabajo. Hasta ese momento me podía permitir opinar públicamente de cosas que se salían de mi ámbito de competencias dentro de la empresa, este blog era parte de mi “guerra desde las trincheras” por intentar cambiar las cosas. Ahora es distinto, lo que escriba y lo que diga va ligado directamente a mi papel dentro de la dirección de SIC. Ahora antes de decir que es mejor hacer algo, debo al menos intentar hacerlo, en algunos casos podría contarlo, en otros no.

Sin embargo, a día de hoy, he cambiado un poco la perspectiva. Creo que ya puedo planificar un hueco en mi tiempo para mantener al día este blog. Es algo que ya voy necesitando y quiero darle de nuevo alguna prioridad. En cuanto a los contenidos, cada día sigo leyendo, viendo y haciendo cosas que puedo compartir con todos vosotros sin poner en cuestión la forma de comunicación que lleva mi empresa. Y aquí estamos, a ver qué tal me va en este nuevo intento.

Este año pasado

Ha sido bastante complicado, como casi todo, con cosas buenas y malas.

El contexto actual nos está diciendo que el modelo de negocio de empresas como SIC tiene que evolucionar a marchas forzadas. Ya vamos tarde si queremos tener continuidad en el mercado. Tenemos muchas cosas que mejorar,  y os podéis imaginar lo que es trabajar por cambiar algo cuando se lleva haciendo de determinada forma durante más de 25 años.

La situación de contracción del mercado obliga a ajustar los gastos e inversiones de una manera, a veces, muy rigurosa. Tenemos que mantener aparcadas en el backlog muchas cosas que ya nos gustaría estar haciendo y, al mismo tiempo,  hacer otras que no nos gustan. No obstante, algo hemos ido consiguiendo.

De todo esto, de lo bueno y de lo malo, ya os iré contando en esta “nueva temporada”.